CIAO! Ciao Donatella




Con todas las noticias que corren a través de Internet, a veces es dificil creer las noticias. Por eso cuando los portales y periódicos más importantes nos daban este susto, muchos de nosotros asumimos que se trataba de otro bulo, un susto de Halloween o simplemente publicidad encubierta. Pero no.

Donatella Versace, la hermana del gran diseñador y hasta ahora la directora de la firma que lleva su nombre ha vendido el que ha sido su hogar e imperio a la otra firma competidora Michael Kors. El neoyorquino  ha incrementado su cuenta en dos billones de dolares, que visto con perspectiva parece una cifra ridícula para la emblemática casa italiana que tanto ha cambiado el rumbo de la moda y que tanto estaba triunfando hasta hace poco.




No es el primer revés profesional para la con sanguínea de Gianni Versace, que tras la trágica muerte de éste, tuvo que ver  tambalear los cimientos de la, ya por entonces, más que reclamada firma, al no saber lidiar con el concepto estilístico y tal vez, no tener el mismo toque transgresor y elegante del que fue un icono en los 90 y referente mundial.
Muchos de sus fans vieron una puerta abierta al giro con retrospectiva que hizo en su última colección y ahora sufren al saber que el concepto puede volver a verse en manos de inexpertos. Porque ¿Está la firma Michael Kors comprometida a sostener la calidad y estilo de la firma?. He ahí la cuestión.

Aunque Michel Kors no se considere una de las primeras firmas, es mundial mente conocida tanto como sus rivales, y aunque no pueda equipararse a las casas francesas o italianas, no podemos negar que paso a paso se está haciendo con las compañías más longevas de la industria.

Quitando el dolor que los fans de Donatella, de la propia firma Versace, y de esa especie de nostalgia que sentimos al pensar que donde quiera que esté el desaparecido genio del diseño, estará pasando un trago amargo. Nos produce como poco inquietud saber cual va ser la dirección artística de la casa una vez minimizado su producción y habiéndose pasado por el filtro de la comodidad en su materia prima y los ojos comerciales del nuevo emperador de la moda asequible.




No queremos imaginar qué sentirá Donatella paseando por su mansión en Miami, o como miles de personas lleven su icónica medusa a lo largo del mundo sin que ella haya podido firmarlo, sin que su hermano pueda llevarse el mérito. Por que como todos sabemos, el paso del tiempo hará olvidar el origen de la marca y dentro de años pocos que no hayan visto la serie en Netflix recordarán quienes fueron estos dos innovadores, y cuánto hicieron por la moda y cómo nos hicieron disfrutar.

Desde aquí sólo queremos hacer una petición "Michael trátala bien" 
y vosotros ¿Qué pensáis? ¿Creéis que la firma aguantará este giro, subirá o bajará su caché? Dejad vuestras opiniones en la sección de comentarios.






By Alba de Soto

Entradas populares

Imagen

1 de Enero de 2018