Desert City





Hay un cierto cobijo en la soledad que ofrece el desierto.
Una paz misteriosa entre lunas y soles y cambios de temperatura sin aromas.
Debe de haber algo que solo se conoce cuando se sumerge uno entre cactus y coyotes.
Por eso supongo, que el desierto, aún no habiéndolo visitado nunca, me enriquece tanto.

Ahora que todo el mundo está en mitad del desierto más famoso de California, bailando y haciéndose selfies entre estilismos disparatados y brillantes, se me ha antojado un poco de ese espíritu en la capital.

Los que no podemos estar en Coachella tenemos la oportunidad de acercarnos un poco la sensación más primitiva del festival y desconectar de edificios y ruido, en un espacio cuidado y  no demasiado lejos.

Desert City es un pedacito de Arizona y México, de ciencia y comercializad. La perfecta combinación de descanso mental y consumismo. Puedes darte un paseo en un ambiente completamente diferente a lo que Madrid nos ofrece y a la vez comprar piezas únicas en un vivero apetecible y cuidado.

Un equipo profesional y una disposición visual exquisita, que a pesar de no reflejar la naturaleza salvaje que confluye en el desierto, nos invade de ganas de aventura, caravanas y fotografías.

Tantas como estas. Espero que las disfrutéis tanto como yo y que os evoque sitios mágicos.
Nos vemos en la próxima💋

BY ALBA DE SOTO










Comentarios

Entradas populares