La crisis de los 30




"Tengo el presentimiento de que ya no estamos en Kansas, Totó"


La vida se ha hecho demasiado dificil de pronto. Las ilusiones se escapan con más facilidad y hemos dado paso al hastío sin saber cómo.
Hemos entrado si querer en la crisis de los 30.
Una década nos han robado, entre caídas económicas, terrorismo y esclavitud tecnológica.
No sabemos ser felices de Lunes a Viernes y nos conformamos con jugar a la lotería.
Sólo repetimos el verbo conciliar pero nadie lo pone en práctica.
Creemos haber madurado pero sólo nos hemos rendido y nos hacemos tatuajes para sentir que estamos vivos.
El amor ya no lo cura todo y sólo soñamos con dormir.
Los días pasan como años y los años en segundos negándonos a que éste sea el rumbo que debemos seguir.
Duelen las arrugas y el corazón necesita tomar el sol.
Qué poco nos previnieron de que nos íbamos a casar con el aburrimiento y nuestro mayor entretenimiento iba a ser comer frente al televisor.

Pero seguimos creyendo en Peter Pan
Sacamos tiempo de vida peleando a la sociedad.
Seguimos siendo niños siendo padres.
Hacemos planes en los trayectos de monotonía y nos saca la sonrisa oler a mar.
Disfrutamos más de las risas confidentes y ya no nos preocupa ligar.
Nos hemos hecho aliados de nuestro interior
y nos premiamos cada vez más.
Y nos vamos a la cama con una sensación especial,
 sabiendo que aunque con treinta nos sintamos viejos,
aún nos queda una eternidad.








Comentarios

Entradas populares