Bitch, you are a fan

"If you don't like me and still watch everything I do...BITCH, you are a fan." - Madonna

Lo reconozco me encanta que la gente apruebe y admire cada cosa que hago. Palmadas en la espalda y aplausos si hace falta. La opinión de los demás me importa, pero sólo si es buena. Me encanta que la gente diga que le gusta lo que hago y digo o que aquella elección fue la correcta.

Aunque pueda decir que no me haya movido en la vida basándome en lo que los demás dijesen sobre mí, no podemos tener la aprobación de todos, sí reconozco que se vive mejor si todos dan luz verde a lo que haces. Sin embargo  también me he dado cuenta de que hay un pequeño placer en escandalizar y hacer que los demás se retuerzan de disgusto o de envidia.

Y es que es verdad eso que dicen "la opinión es como los culos, todos tenemos una" y yo añado que, como algunos culos hay opiniones que sólo sirven para  soltar mierda.

En un mundo donde exponemos nuestras vidas para compartirlas, darles un poco de sentido y callar más de una boca, cuánta controversia puede crear una foto o una pose. Nadie sabe que hay detrás, pero no es asunto de la buena cotilla investigar, sólo difundir y ya lo dice el dicho popular "que hablen de ti aunque sea para mal" y de aquí el título del blog: BITCH, you are a fan.



Critican, despellejan, comentan, difaman...pero no pueden vivir sin ti. Tantas amistades y horas de trabajo fundadas día tras día gracias a censurar a otros. Que si está muy delgada o que no se cuida, que si necesita un ligue o dejar a la novia, putón o estrecha. Nunca a gusto, pero siempre fan. A pie del cañón evaluando tu vida para no cuestionar la suya propia o por el gusto de hacer daño.

Pero no pueden hacer daño si te revelas para disgustarles, como ese arte hecho para conmover,  o esas películas hechas para aterrorizar tan válidas y necesarias como los poemas de amor.

Urge gente que haga algo que saque de las casillas a los demás, que les cree alguna inquietud, que les escandalice y les saque de su rutina para que puedan cuestionar algo a a la hora del café. Tal vez es una pose a la que no estén acostumbrados o una camisa transparente, pero la cruda realidad es que, como al buen fan, no hay que darle motivos para hablar.

E aquí la prueba.

En mi vida no ha hecho falta hacer las cosas sin meditar para que fuesen motivo de desprestigio o escándalo y como nunca me ha gustado que la gente hable por hablar y como siempre me ha gustado crear una buena tertulia (y un estilismo loco) os dejo esta micro sesión de fotos censurada para no crear demasiado follón. Me gustaría que os gustase pero si no es así ¡No se os olvide criticarlas con pasión! Nos vemos en la próxima. Muaaak!💋💋




Comentarios

Entradas populares