Brandy Melville


Es curioso, y lo habréis observado si me leéis desde hace tiempo, que soy una pura dualidad a la hora de vestir y cada vez más, por eso cuando el otro día inauguraron la tienda Brandy Melville cerca de mi trabajo me sorprendió tanta emoción.


¿Cómo una loca hortera como yo, que siempre ha bebido de los estilismos desfasados, se enamora de una tienda así? La estética naive, sencilla, rozando lo puritano, de estampados sencillos y colores monocromáticos me había conquistado💘

La tienda de origen Italiano que parece sacada de los locos 70 en San Francisco, sólo hace 5 años que está en las américas y ya es sinónimo de teenagers y lo más trending del momento.


No hay que quitarle importancia a la exquisita decoración y distribución de la tienda, que siendo tan detallista, guarda espacio y comodidad para ver y confeccionar estilismos (no como otras tiendas que te sobrecargan de ideas y colores y al final “no ves nada”).
La preparada selección de jerseys,camisetas, vestidos y jeans es ideal para poder renovar tu armario. Me daban ganas de llevárselo todo y vestir igual que los maniquíes, pero hubo dos cosas que me lo impidieron; los precios y las tallas.💣


Como es posible que una tienda tan para “adolescentes” un tanto pijas no vamos a engañarnos, tenga sólo vestidos de la talla S, y no porque no queden, si no porque es talla única. ¿Y los precios? 50 euros por una sudadera, que sí, es preciosa pero por muy estilo yuppie de Beverly Hills en los 90 que sea (y me encante) no deja de tener una confección y material nada costoso.


Para hablaros con más detalle de la tienda, los dependientes son como modelos, altos delgados y bellos pero también con esa actitud de alguien que lleva sin comerse unas patatas fritas con bien de mostaza y ketchup más de un año.🙈 Un poco bordes y desaborios pero muy agradables de ver. Otra cosa que cabe destacar es el ambientador ¡Hace falta poner tanto! jajaja ya veis soy todo contrariedades.


La ropa me encanta, la decoración me chifla, el ambiente es muy Sensación de Vivir peeeero los precios son peligrosos y las tallas un poco imposibles. ¿Volveré? Pues claro. ¿Compraré? eso ya no lo sé, depende de si sale cara o cruz.

Espero que os haya gustado la reseña, os espero en la próxima. Muaaak!💋









Entradas populares

Imagen

Mi peluquería