Amada rutina

Haciendo del lugar de trabajo un sitio más acogedor y estético


Solemos quejarnos de cómo de aburrida es la monotonía, pero qué haríamos si no fuese de nuestras costumbres.
Apesar de odiar los horarios y la buena fama que tiene la espontaneidad, hay temporadas en las que me encuentro bien acogida por la programación de mi semana.
Mi vida de lunes a sábado tiene el mismo nivel de cansancio y de sueño que la mayoría de los mortales. Pero si es cierto que hago pequeños rituales que hacen llevadero e incluso acogedor mi día a día. Es por eso que quería contaros cómo es.


Cómo me cuesta levantarme. Pongo la comida al rey de la casa (mi gato) subo persianas hago té y le añado un chorrito de leche de arroz. Mientras se enfría hago la cama y organizo un poco mi look. Tupper al bolso, dos sorbitos (siempre me dejo la taza a la mitad) besos a todos y ¡a la aventura!.
Me quedo dormida en el transporte público pero me despierto en mi parada. Llego al trabajo y organizo el día. ¿Hay tiempo para un desayuno express? No puedo vivir sin mi montado de jamón ibérico y tomate. Gente, clientes, bolsos, tasaciones, falso, auténtico, ordenador, microondas, tupper, cepillo pasta de dientes y otra vez a la tarea.
Siempre que puedo me escapo a hacer fotos. Lo bueno de mi empresa es que siempre hay algo creativo que hacer. Investigar sobre moda y nuevos sitios de moda es la perfecta excusa para salir y tomar  el aire y tomar algo ahora que hace tan buen tiempo.


Regreso al hogar, qué día más duro. Mi playlist echa fuego, espero el autobús mientras me tomo mi Supervita C. Fresquito y lleno de la energía que necesito para acabar la jornada.
Al llegar a casa la ducha es un regalo de dioses. Me encanta elegir qué gel va más con lo que necesito; lavanda porque quiero relajarme o menta porque aún no quiero dormir. Cena y la comida de mañana a la vez ¡Saltan las sartenes!. Tiempo para llenar la panza y desconectar la mente con un poco de tele (sí soy de las pocas que aún la ve). Dientes, gomas, y cremas, esa ceremonia que nunca acaba. Si tengo tiempo, manicura de última hora.
Fuera cojines, hola cama amada. No te quedes dormida sin terminar este capítulo y frita me quedo con el libro en la mano. Ha sido todo por hoy y cuánto de sí ha dado. Mañana más de lo mismo pero siempre diferente. Menos mal que llega el fin de semana y me puedo salir de la norma. Menos mal que luego vuelve la rutina y puedo ser normal.


¿Es vuestro día parecido al mío? Gracias por estar ahí. Nos vemos en la próxima.


by Alba de Soto


Mistura es mi sitio favorito para tomar algo después del trabajo. Helados sin lactosa, decoración Art Deco y horario hasta las 12 de la noche /http://misturaicecream.com/

En the Yellow Korner, rodeada de belleza




Ojeando las nuevas tiendas de la zona ¡Qué lugar más bonito!

Mi zumo y mis gafas favoritas/ Faborit y Stella McCartney

Comentarios

Entradas populares