Imaginando con la ropa



El otro día Madrid nos dio una tregua y pudimos sentir una refrescante brisa. Sin darme cuenta me sentí bien y recordé lo mucho que disfruto y lo feliz que me hace el aire en verano, la primavera y el otoño. Poder ponerse una chaqueta en Agosto en la capital es casi un milagro y aunque hemos vuelto al seco y abrasador calor que es normal a estas alturas del año, durante tres días pudimos dormir sin ventilador y yo pude dar rienda suelta a una de mis pasiones, la moda.

Esta chaqueta la compré en Mango Outlet de la calle Bravo Murillo hace más de tres años. Me encanta porque tiene esa mezcla entre tweed y pata de gallo con las solapas en cuero y la abotonadura baja. La camiseta de cuello alto y corte oriental hizo que el look pareciese aún más londinense y depronto me sentí una espía inglesa de los años 60. Me sentía bien.

Cómo de importante es poder fantasear y qué gran instrumento es la ropa para poder despertar nuestras emociones. Cuando la ropa te hace sentir cómoda (no concibo no estar cómoda o llevar cosas demasiado apretadas) y te sientes guapa, es como jugar a ser actriz ¿Qué personaje voy a ser hoy?


Me ricé el pelo y me difuminé el delineado que hizo un perfecto combo, sexy y misterioso. Los pantalones son de Zara y me los veis mucho en Instagram @byalbadesoto porque los uso para trabajar, igual que los mocasines.

Hacía tiempo que no me inspiraba con la ropa, supongo que es cosa del clima que no apetece nada más que camiseta roquera, falda y sandalias. Disfruto mucho disfrazándome con la ropa y ésta me ayuda aveces a afrontar mi día a día. Si me siento guapa me siento poderosa y no hace falta vestidos ajustados ni escotes de infarto para eso. La ropa es mi mejor juguete, con mi armario elaboro películas y aveces tienen mucho éxito.

 Nos vemos en la próxima.



by Alba de Soto


Comentarios

Entradas populares