Ser o sentirse Sexy




¿Qué es ser sexy?

Para mí sexy es cualquier canción de Howlin Wolf (y casi todas las canciones de blues) para mí sexy es ver comerse una tarta de manzana a un hombre (siempre que mastique con la boca cerrada), contoneo de whisky en una noche lluviosa y la mirada de tu amante mientras te cambias de ropa.

Pero para la sociedad sexy son tetas grandes culos duros y piel tersa. En toda la publicidad no habrá un pelirrojo de dientes torcidos (¡con lo sexys que son!) ni una gorda con mirada picante. No, para ser sexy en el mundo de hoy en día tienes que TENER un cuerpo sexy y eso a mi parecer rompe con su propio significado.

Porque ¿No es ser sexy, no serlo? La sexualidad que se desprende con una sonrisa nerviosa, los ojos cerrados que pones al bailar cuando crees que no te miran, el perfume que escojas antes de esa cita especial, el roto de esa camiseta, la manera en la que subes las persianas por las mañanas y qué demonios, hasta la manera de andar puede ser sexy, pero sí es cierto que hay un patrón que se repite, el verdadero sex appeal es  algo innato y espontáneo. No se puede fingir ser sexy ni se puede fingir que alguien te lo parezca.

No se es sexy, se siente.



Llámalo ferormonas, estereotipos, predilecciones, llámalo rock and roll si quieres pero no me niegues que si te hacen sentir sexy de pronto lo eres.

Esa mañana que te veías tan cualquiera y sin proponértelo eres la protagonista de una peli de los 70 y parece que la gente se gira al verte caminar al trabajo. Sentirse sexy es deprender esa sensación y contagiar a los demás. Pero, ¿necesitamos de los demás para hacernos sentir sexys? absolutamente no pero cómo ayuda un piropo bien echao.

Como no se puede dictaminar qué y que no es sexy, ni se puede medir, ni se puede controlar, debes de encontrar eso que te hace salirte un poco de tu cotidiano lunes...¿Frank Sinatra?¿Cocinar?¿Un poco de barra de labios?¿Ropa interior nueva? quizás para tí sexy es la camiseta vieja de tal festival o quedarte dormida en el sofá y ¿Sabes por qué? porque sentirse sexy es lo mismo que sentirse especial, sentirse sexy es sentirse bien.




Y ser sexy está muy por encima de ser guapo (que está tan valoradísimo) e infinitamente superior a ser delgado o fittness...se puede ser sexy calvo gordo, calva gorda, coja, ciega, con granos y estrías, se puede ser sexy sin depilar y con bragas de la regla...da igual la fórmula porque esa sensación no son matemáticas, así que no dejes que te vendan esa suma de caracteres. Si te sientes sexy no importa nada más.

Para la muestra estas fotos que tímidamente comparto con vosotros. Vestida y en bañador me veo igual de bien. Coño me encanto en estas fotos. ¿Y a que no adivinarías que me hizo sentir tan irresistible? Ese cabecero de cama a lo Miami Vice/ Motel de carretera/ Emanuelle. 
¡Ese cabecero! mis uñas blancas y a parte claro de la seguridad del fotógrafo que obedeció fiel a ¡Hazme unas fotos, porque me siento sexy!




Lo mejor de todo es que a vosotros os pueden parecer simplemente feas y esa es la magia. Sentirse sexy es tan liberador que las opiniones de los demás ni restan ni cuentan. Esa sensación sabe mejor que un beso, y dura mucho más que cualquier crítica.

Disfrutarlas si os hacen disfrutar. Y haceros disfrutar sea como seáis porque siempre hay alguien que os encuentra irremediablemente-sexualmente irresistibles.
Hasta la próxima

by Alba de Soto





Comentarios

Entradas populares