Everybody should be feminist



Ya lo dijo hace más de una década la grande y muy feminista Rocío Jurado; "La igualdad llegará cuando los hombres planchen las braguitas de las mujeres como hacemos nosotras con sus calzoncillos" (que única Rocío Jurado planchando ropa interior masculina).

Pero una década después, cuando ningún hombre plancha la ropa de su mujer ¿Podemos hablar de igualdad?


Ya no se nos ocurre que una mujer prepare religiosamente la cena a su marido mientras ella sigue mondando patatas para el guiso del día siguiente ni mucho menos pedirle permiso para incorporarse al mundo laboral. La mujer se ha incorporado al mundo y hemos llamado a ese ejercicio feminismo.

Para que una mujer viva en la igualdad de un hombre, ha tenido que compaginar sus más que arraigadas tareas cotidianas con todas las habilidades masculinas que ellos habían podido realizar sin que nadie los cuestionase. 

Empleando así su tiempo y esfuerzo en equipararse al hombre y no en convencer al hombre (o a las otras mujeres,  más importante si cabe) que el ejercicio esté en ellos. La mujer no puede pedir que le planchen las camisas ni que le cocine porque eso no sería igualdad y por consiguiente faltaría a la máxima norma del feminismo.

Pues bien, pongo en duda ese pensamiento y reniego de él. Ese no es mi feminismo



¿No es la igualdad justicia? Entonces por qué la mujer ha tenido que renunciar a sus privilegios y sus necesidades para facilitar el entendimiento. ¿No es machismo exigir que el recorrido de esa igualdad esté siempre en acercar la postura hacia el hombre y no en respetar y convivir en las diferencias más incuestionables?


No se puede ser igual a algo que se es distinto. No quiero igualdad si para ello tengo que desmentir mis diferencias.

Sé que con esto seré mal interpretada. Abogo y defiendo a todas las mujeres que han luchado por conseguir que la interpretación de sus derechos sean iguales que los hombres pero ¿Por qué conformarnos con eso? Voy a poner una par de ejemplos:

1. En lo personal.

Si él paga la cena. ¿Es feminismo la igualdad de repartir la cuenta? Y por qué no cambiar feminismo a "Admito ser invitada aunque no lo necesite y aunque eso no me comprometa a nada".

2. En lo físico.

Si una mujer alardea de sus atributos. ¿Es feminismo esconder la femineidad con el objetivo de no sobresalir al hombre? Y por qué no abanderar los senos y curvas y hacer uso de ellos tanto así como el de la inteligencia, aunque el hombre no pueda igualar eso (al escote me refiero),

3. En lo laboral.

Renunciar  una vida profesional. ¿Es feminismo aspirar a la dirección de una empresa o un doctorado como muestra inequívoca de que nuestra capacidad es igual? Y por qué no entender y apoyar la decisión de elegir la negativa a la vida académica reconociendo que ésta debe ser libre.


En el proceso natural de encontrar y defender nuestro sitio en una sociedad cuya historia nos pertenece pero no los créditos, la mujer ha transformado su esencia y ha olvidado su identidad. A preferido descaerse de "lo que le hace mujer" para favorecer esa igualdad a la que seguimos llamando feminismo y que a mi entender se queda corta.





Es el momento de ser y actuar en el superlativo del feminismo, donde una mujer respalde favorecerse y acorte el trámite para su felicidad aceptando su distinción y admirándola.

Dejar de oír frases como " La maternidad es el sueño de toda mujer" o "No necesito que ningún hombre me habrá la puerta" porque ni seguimos necesitando de procrear para sentirnos realizadas ni debemos impedir dejarnos complacer para hacernos respetar.


Todas las mujeres deberían ser feministas como fuerza reivindicativa. Todas las mujeres deberían defender lo femenino como esencia personal y no sólo como adorno. Todas las mujeres deberían luchar por la libertad de la mujer y su JUSTA felicidad y emplear todas las herramientas para que ésta sea más fácil y más duradera.

Si para ser igual a hombre una mujer tiene que dejar de actuar, vivir y sentir como una mujer, entonces eso no puede ser feminismo.




Cuando Rocío Jurando cantaba aquello de "Ya no siento nada al hacerlo contigo" y le decía al mundo entero que no la satisfacían en la cama y que se iba a buscara a otro, lo hacía con un escote hasta el ombligo con media Tve intentando censurarla y con un marido torero entre bambalinas.


Eso es para mí feminismo. y para ti ¿Qué es feminismo?

Hasta la próxima
STAY COOL







Comentarios

Entradas populares