En peligro de extinción




Como si de los dinosaurios se tratase, a punto de desaparecer de la tierra, dejando nada más que fósiles que dentro de siglos algunos expertos tratarán de comprender. Sí, así le sucede a un tipo de personas que no han sabido adaptarse a los nuevos tiempos y que irremediablemente sucumbirán a su entorno.

Amigos, la gente corriente está en peligro de extinción.

Casi no nos hemos dado cuenta de cómo y cuánto hemos colaborado a que esto sucediera pero es una realidad.

¿Dónde está la gente divertida? ¿Donde está la gente sarcástica y bonachona? ¿Dónde se esconde la gente amable? Porque yo sólo veo gente de moda. Si abro mis redes sociales hay mucha gente que antes era gorda y ahora es fit, También hay gente con dinero y muchas cosas de marca pero de lo que más hay es gente guapa. ¿Donde está la gente que prefiere reír antes que posar?

No están.

Ya no abundan en los bares y en las calles se disfrazan. No quieren ser ellos en un último intento por sobrevivir, o lo que es peor, por encontrar la aceptación y la tranquilidad (ay señor si sólo fuese por pasar inadvertido).

Ni chascarrillos malos, ni conversaciones banales, ni el honesto "pues no tengo ni idea". Ahora hay que saber de todo, de todos. Ahora se necesita ser profundo pero comercial, ya no es suficiente con salir de fiesta todos los fines de semana, ahora entre semana también hay que hacer vida social pública, que ya no sirve vivir sin publicarlo.

Y aunque yo nunca haya sido nada corriente, siempre he admirado a las personas campechanas y naturales porque soy fan incondicional de la gente auténtica. La gente de tasca fea, la gente de garito cool pero de conversación mundana, la gente que te inyecta vida y no te hace compadecer la tuya.

Quiero volver a encontrar gente así cuando abra Instagram, cuando vaya a una exposición no quiero gente snob, quiero poder reírme a carcajadas sin taparme los dientes y soltar tacos sin que sea la última expresión (claro que sí guapi) Quiero poder discutir y divertirme a la vez.
Quiero versatilidad en lo cotidiano. Quiero a gente corriente que se sale de la norma.

Porque hay algo especial en la gente corriente que se podría definir en el cero esfuerzo.
Sin actitudes popularizadas, sin recurrir al photoshop, sin fingir ser ricos o atléticos. La gente corriente no tiene que pretender, no sabe cómo.

A punto de que un meteorito los destruya, sin remedio alguno, sin tregua, sin futuro.
La gente original y humilde, la gente magníficamente estúpida, la gente antiestética y arrebatadoramente atractiva tiene los días contados.

Así que nada, publicaré esto y revisaré cuantas visitas tiene, y esperaré que os guste pero echaré de menos que no podáis darle like. Adjuntaré una foto mecánica de mí paseando como si tal cosa por la calle más famosa de la ciudad y esperaré...esperaré...mientras resisto al trágico desenlace.


Nos vemos en la próxima.
Stay cool.




Comentarios

  1. Me encantan tus entradas, soy blogger y me gusta mucho como escribes.

    Rociarrasa.blogspot te encantar�

    ResponderEliminar
  2. Que gracia me ha hecho esta entrada, porque tienes razón, yo me quedé soltera hace casi un año y cuando digo que es muy dificil encontrar a un tipo normal, la peña se rie, pero es que es verdad! �� Yo soy una persona orgullosa de ser de lo mas normal, no salgo de bares ni los findes, no te digo mas! aparentar tiene que ser cansadisimo! �� muy chuli tu blog! (soy tattoosbymeri 😉)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pero bueno! qué ilusión que me hayas escrito y que te haya gustado! <3

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares