Pretty Woman




Por qué si no soporto a Julia Roberts y no me gusta Richard Gere, siempre que ponen en la tele Pretty Woman la vuelvo a ver?

Parece mentira que una película donde conoces hasta los diálogos siempre vuelva a hacerte florecer las mismas emociones y siempre pienses "qué bonita joder" cuando salen los créditos.

Porque sí, porque Pretty Woman es una película bonita, y es gracioso porque la historia va de una puta a la que le pagan una semana de trabajos, y doblemente curioso si la emiten en plena discusión sobre la legalización de la prostitución en España (aunque Telecinco diga que es por el 25 aniversario de su estreno) porque digo yo... si Julia Roberts fuese rumana o colombiana, la película tendría tanto gancho? Y si en vez de Richard Gere fuese un gordo millonatis que desfalca hacienda, nos enamoraría igual el argumento? Pues claro que no, pero ahí esta el romance, sólo te puede gustar Pretty Woman si estás dispuesto a creértela.







Ahí está la cuestión ¿Por qué a todas nos gusta Pretty Woman? Si está claro que es una película con un trasfondo machista y denigrante, si todos sabemos que ser puta no mola, si todas sabemos que tipos así no pasean por esas calles... por qué todas nos encandilamos en el romance de algo que sabemos que es completamente imposible? Por eso mismo, porque durante una hora larga podemos soñar que hasta la puta más ordinaria de Sunset puede ser rescatada por un galán de los de antes.

Hay otras muchas cosas que hacen de Pretty Woman una película atemporal, una película trascendental; la rabiosa carcajada de Julia Roberts cuando le pillan un dedo con la caja del mega collar prestao', el modelito dos piezas (tengo uno igual) que luce Jules, la suite enmoquetada, el "se ha equivocado de sitio" de la dependienta zorra, el "háganos la pelota" al encargado marica,  el "me meo en las bragas del gusto" en mitad de la ópera, la banda sonora... pero para mí hay una frase, una escena que es el verdadero motivo por el que se me nostalgia la patata cuando la veo... "Lo malo siempre es más fácil de creer".




Al final, y como bien dicen en la peli, la historia trata de dos putos, dos personas que se venden por que las circustancias de su vida les han llevado a eso. Uno de ellos es más exitoso y mucho mejor visto en la sociedad, pero tiene que comer las mismas pollas y chulearse a los mismo cretinos que el otro personaje... porque al final todos en nuestra vida nos hemos tenido que prostituir de una manera u otra y sólo queremos encontrar a alguien que no nos juzgue por ello, qué demonios, que hasta nos quiera a pesar de ello.

También hay otras muchas cosas que hacen romántica la película, encuadres muy cuidados, vestuario milimétrico, las canas del "Guere"... pero yendo un poco más allá, lo verdadero romántico es que te pasas toda la película preguntándote ¿Por qué se va a fijar este señor en esa tipa? cuando de pronto te contestas diciendo y por qué no.

Si algo es sabido es que dos personas muy distintas se complementan de una manera muy especial, y acabamos de aclarar que no son tan distintas, la verdad es que con buena delicadeza, se nos va mostrando el proceso en el que los dos hacen que el otro sea mejor persona; a ella la refinan, a él le reeducan. Los dos son personas necesitadas de la otra, una necesita más orden y más valor a su vida y el otro necesita que le desenfrasquen de su cotidianidad y su dolor.






Y es en ese preciso momento, con la tontería tan poco tonta de darse besos en la boca donde dos personas que no tenían nada que ver, son perfectas la una para la otra.

Qué difícil es marcar la linea de lo romántico a lo dramático, qué difícil es saber medir bien esos celos de Richard cuando ve a Julia hablando con el otro tipo, de unos celos endemoniados (como casi siempre son). Madre y este momento de "te recuerdo que eres una puta" como no confundirlo con un claro ejemplo de maltrato y posesión. Quizás es porque hay otros momentos que demuestran que todo es miedo al amor, miedo a sentir y que te hagan daño, miedo a entregarse a una extraño... porque todos somos extraños al final.





Pero antes de acabar permitirme que haga este alegato, la peli nos encanta porque todas queremos ser ella. Todas queremos que alguien venga y nos de una mastercard para gastarla en Rodeo Drive (el Richard que confiado) todas queremos ir a la puta envidiosa de turno y decirle "anda pues ahí te quedas por mamona" que nos paseen por las calles como preciosos trofeos y que luego nos defiendan a cate limpio si alguien dice de nosotras algo impropio (como puta, que según como y quien lo diga hace pupa).

Todas salvo 2, 3 y una que no la ha visto la película, queremos encontrar a alguien que diga "Creo que eres una mujer muy inteligente" después del coito y no "Cuando es que tenías que irte?" que nos cuente sus intimidades mientras nos bañamos y no que vaya buscando tu mano en otro sitio, que te diga que estás preciosisma con credibilidad y no "sí, estás muy guapa"... amigas, que te pague lo que pidas simplemente por tener tu compañía. Todas queremos ser puta si acaba como en Pretty Woman.







Y aunque la película pueda parecer facilona (que no) y aunque el final esté más que esperado, es un precioso final. El pelo de secador y rulo caliente de Julia Roberts, lo cómico de un Richar Guere empresario con miedo a las alturas y un ramo de flores en la boca que hace escasamente dos horas por poco se carga la empresa familiar de un viejo en las últimas, también es romántico.

Pero lo romántico, lo bonito, lo mágico es el diálogo final. Escrito, me atrevería a jurar, por una mujer, porque sólo una mujer sabe cómo de real es esa frase.

- Y qué pasó cuando el caballero llegó y la rescató?
- Que ella le rescató a él


Y una sonrisa se asoma en mi rostro siempre, porque es el valor y la importancia final de la película, de cómo una puta, una puta cualquiera es capaz de salvar la vida, de entregarle y revelarle una vida a un señor que a primeras parece que lo tiene todo resuelto. Es decir, cómo una mujer, por ser mujer, puede hacer feliz a cualquier hombre que le haga sentir especial y que le cuide.

Esa es la verdadera razón por la que siempre vuelvo a ver Pretty Woman.


"Sigan soñando, esto es Hollywood, todo el mundo tiene un sueño, unos lo consiguen y otros no, pero SIGAN SOÑANDO"



Hasta la próxima amigos!





Comentarios

Entradas populares