He didn't call...



Da igual si esa noche salías a darlo todo o en plan tranquilo, si ibas ebria o sobria, si te habías depilado o si no lo tenías planeado , esta noche has ligado y aunque no tenías ninguna intención de pasar la mañana siguiente mirando el móvil, te ha dicho " te llamo" y has caído en la trampa, pero no te llama y no entiendes por qué.

Hoy es lunes amigos y hoy en TRYING TO BE COOL, voy a intentar sembrar algo de luz y esperanza al terrible momento de decirle a tu amiga " la noche fue genial pero no me llamó ". Quizás hoy entre mis experiencias y todas las historias que me han sido reveladas durante años de compartir conquistas y fiascos, rebelen por qué los hombres se meten en un berenjenal del que la mayor parte de las veces no saben salir.




En los baños de chicos, en las reuniones y partidos de fútbol, en las conversaciones transcendentales de padres a hijos debe de circular el absurdo rumor de que todas las mujeres queremos comprometernos.
Es cierto que poseemos un sentimiento maternal pero no necesariamente le hacemos caso, si podemos controlar nuestras calorías, creerme, podemos reprimir nuestros deseos de engendrar (se nota el sarcasmo no?) porque hombres del planeta, las mujeres también realizamos el acto sexual como afición y no con el único objetivo de procrear.

Aunque esto parezca insolentemente lógico, todas nos hemos encontrado al típico ligue que huye del compromiso como si al contestar un mensaje, asistir a una cita o (es increíble) repetir el acto sexual, fuésemos a encadenarles de por vida a la vida marital.

Es mi misión desmentir esta injuria sobre las mujeres, sospecho que hay varones que piensan de nosotras que tenemos las mismas ambiciones que las mujeres de la época colonial; casarse cocinar y parir pero resulta que NO que como seres adultos e independientes también sabemos pillarnos una juerga y seguir con nuestras vidas pero... tenemos un talón de Aquiles... las promesas.




Sabemos perfectamente que un "me lo he pasado genial" "me gustaría verte" "dame tu número" "llámame" son más fanfarronería fina que promesas serias, no somos idiotas, pero hay una curiosidad, un deseo de desmentir el mito de que "todos los hombres piensan con el pito" que nos hace pensar que esta vez, sin proponertelo, sin buscarlo, sin estar segura de si de verdad quieres que se cumplan dichas ofertas, el tío en cuestión va a mostrar un interés coherente con sus palabras, vaya, creer que lo que dice es sincero.

Porque... ¿Por qué motivo va a mentirnos? ¿Por qué va a decirnos todas esas cosas si no fuese a cumplirlas?
Para todos los don Juan Tenorio que hay sueltos voy a rebelaros algo muy importante, todo un descubrimiento: NO ES NECESARIO TANTO MAMONEO, gracias.
 No, no es necesario, no si tú como yo vives en pleno siglo veintiuno, comprenderás que podemos aceptar el deseo de acostarse con alguien y que se quede ahí, no es necesario adornarlo, es más, si te ves con la maestría de regalarlos el oído por lo menos termina tu papel.

Estamos preparadas para oír un sincero " no busco nada más" " un placer que te vaya todo bien" yo personalmente agradezco un poco de sinceridad a tiempo, es cierto que también me gusta un alago, pero no si es un timo. Casi todas las mujeres que conozco repetirían un encuentro sexual con un hombre que les dijese sinceramente que sólo quiere sexo, antes de uno que no es capaz de finjir su pantomima los dos días siguientes, es decir,  mejor directo que fantasma.





Lejos de sentirnos dolidas, las mujeres que por inercia esperamos "la llamada prometida" nos cabreamos a medida que pasa el tiempo, nos olemos el engaño y antes de vernos víctimas de el mismo, lo primero que nos asalta es ¿Por qué? Por qué después del acto van a mentirnos tan INÚTILMENTE ¿Me estás llamando tonta? ¿Me has visto con cara de necesitar tus palabritas melosas? Ahora en vez de pensar en ti como "menudo polvazo a ver si me lo vuelvo a encontrar" te ponemos la etiqueta de "Cretino pretencioso" y eso inevitablemente interrumpe cualquier encuentro posterior... y os lo creais o no da mucha rabia.

Nos da rabia que con lo bien que nos lo hemos pasado os hayáis creído más listos que nosotras y encima seáis tan tontos de no cumplir vuestras palabras. Si yo fuese un tío que me he divertido con una chica y quiero volver a quedar con ella, aunque sea sólo para el catre y sea tan cobarde de decirle que es sólo para eso (como si ella te hubiese comido la **** por amor) no sería ten imbécil de no cumplir con la llamada del día posterior, la llamada definitiva, la llamada que te proporcionará otro polvo. Chicos nosotras también nos dejamos engañar pero no tanto.





Entonces, por qué, si entendemos que ese señor tiene cerebro, va a decirnos que nos llama y no nos llama, por qué con todas las redes sociales y las facilidades del whatsaap va a complicarse tanto para nada.
Aquí los motivos reales que he recapitulado durante años:

1. Me arrepiento: "Chica de verdad me lo pasé genial pero se me fue la lengua, la costumbre ya sabes..." eso es lo que esta pensando realmente cuando se ha dado la vuelta para irse a su casa pero prefiere arriesgarse a que se te haya perdido el móvil. No sabemos con exactitud por qué con lo entusiasta que parecía anoche, ahora con la luz de la mañana se ve tan arrepentido, quizás eres tú o quizás es él, lo que es seguro es que es mejor así.

2. No quiero ser el padre de tus hijos: "Puff esta tía está loca por mí y se me queda grande, mejor me doy la callada por respuesta, que lo interprete ella solita" Sí, hay algunos ligues que leen un mensaje simpático y lo confunden con una declaración de matrimonio. No hay nada que hacer, huirán de ti como de la peste, se creen un tesorito a ojos de todas y tienen que tener cuidado.

3. Muy poca chicha para tanto garbanzo: "A donde voy yo con esta...si bastante cumplí ayer, yo no sé si voy a estar a la altura" Parece imposible pero a veces llegan a entender que somos demasiado para sus pobres huesos, lamentablemente son demasiado pobres para reconocerlo e inventarán alguna chorrada para quedar bien, ante todo quedar bien.

4. Yo puedo encontrar en algo mejor: "Estoy que lo parto,si me zumbé a la de ayer puedo con todas" Una subida de ego en condiciones, se ha ido a dormir calentito cuando ha visto tu sonrisa al despedirnos, la codicia le puede, está hasta meditando llamar a la ex y todo.

5. La tengo en el bote: "Me voy a hacer el duro, la tengo colada por mí " No puede estar más equivocado, está completamente convencido que si no te escribe ni te llama eso va a incrementar su interés por él, fíjate! si le has escrito y todo! lo que no entiende es que sólo has saltado por encima de tus principios para mandarle a la mierda.

6. Estoy confundido: "Me gusta, y no quiero que me guste" Voy a incluir este motivo porque deseo que sea verdad. Me gustaría creer que hay alguna ocasión en que le gustas demasiado a alguien que eso le asusta, y prefiere retirarse a tiempo para no sufrir, aunque eso haga hacerte sufrir a tí.

7. No doy a basto: "Se me había olvidado por completo, madre mía" Esto a mí siempre me da mala espina. Defiendo mucho mi teoría de que nadie está suficientemente ocupado para no escribirte pero... vaya usted a saber. Dale una segunda oportunidad aunque sea para ocupar tú el tiempo.




Y ahí estás tú, mirando la hora de conexión y si está en linea, viendo descaradamente cómo te ignora y pensando "si lo llego a saber me voy 5 minutos antes" pero ya es demasiado tarde, te ha dicho " te llamaré" y eres buena persona, esperas que te llame y no, no porque seas una una fracasada, no porque estés necesitada de amor, no porque fuese el meneo de tu vida, sino porque es lógico que un hombre después de haber pasado la noche contigo quiera más y es lógico que esperes que te llame si ha dicho que lo hará.

Puedes reflexionar sobre esto toda la semana, buscar motivos, creer los suyos. Puedes incluso que te compense "perdonarle" que te sea indiferente, que hasta digas vamos a averiguar qué pasa... pero está claro que hubieses preferido un beso en la mejilla y un gracias a este chuleo de galán de pacotilla que te saca más de quicio  de lo que te hiere.

Para todos los hombres que estén ahora resoplando llamándome sexista, les agradezco el interés y espero que hayan aprendido algo. Les ruego que lo pongan en práctica. Y para todas las mujeres restantes (la mayoría) que están asintiendo, sois muchas, no voy a mentiros, os volverá a suceder, sólo espero haber conseguido que entendáis que no sois las únicas y que aunque lo más probable es que no llame, lo normal es que esperareis que sí.







Yo os espero el próximo lunes con más historias, anécdotas, críticas y consejos para molar un poquito más. Hasta la próxima amigos!






Comentarios

Entradas populares